miércoles, 19 de octubre de 2011

Y, en pleno Otoño, pareció Primavera

Aquel era un día cualquiera, de esos en los que, al despertar, la luna le dio los buenos días al otro lado de la ventana. Un día en el que se puso en pie con la pereza de cada mañana, cogió sus cosas y salió de casa con la misma cara de dormida de siempre. Se trataba de uno de esos días tan comunes en los que, de repente, se rompe toda la monotonía. Porque se dio cuenta de que algo había cambiado, y para eso bastó muy poco.
Supongo que existen esa clase de días, en los que abres bien los ojos y observas cómo pudiste superar obstáculos. Días en los que te das cuenta de que los recuerdos, a veces, tienen fecha de caducidad y, aunque nunca pensó que pasaría, se alegró de que, al menos, esa clase de recuerdos, la tuvieran.
Y esa mañana, simplemente, pasó. Los cambios generan a su vez más cambios, y ese aire con aroma diferente la bombardeó sin preguntar siquiera. Mientras andaba por esa calle, mientras pisaba esas aceras que pisaba cada mañana, comenzó a comprender que, después de la tormenta, sale el sol; y, aunque no aparezca de repente y mucho menos rápido, esa mañana se dio cuenta de que algunos pequeños rayos ya empezaban a acariciar sus mejillas.


Son días en los que te das cuenta de que, con una sonrisa, sólo con una sonrisa así, es suficiente.

11 comentarios:

  1. A mi me encantan esos días, en los que simplemente me doy cuenta de que apesar de todo, todo valió la pena porque sabes que tienes un espiritu inquebrantable y a veces solo una sonrisa puede expresar todo lo que sientes :)

    ResponderEliminar
  2. La sonrisas son capaces de todo :) Maravilloso, como siempre. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  3. ¿Es suficiente decirte que es precioso?

    ResponderEliminar
  4. A lo largo de nuestra vida, la realidad nos suele dar golpes de efecto, choques en que nos hacen recapacitar y incluso, algunos, sufrir; pero si tienes suerte, tendrás días como los ahí descritos, en los que la felicidad no se basa mas que en esa sencilla sonrisa.
    Bueno blog

    ResponderEliminar
  5. me encantaa tu escrito! y me encantan esos días en los que te das cuenta de que eres libre! y que tu sonrisa brilla a pesar de la tristeza! días en los que te das cuenta de que tu corazón esta alegre! :D

    i love it!

    sonrisasdearcoiris.blogspot.com

    besitos

    ResponderEliminar
  6. Muy lindo! Sucede que, cuando menos te lo esperas volves a disfrutar las pequeñas cosas y comenzás a recuperarte

    ResponderEliminar
  7. Sinceramente, a mi me basta todos los días con una sonrisa, es más, es lo único que necesito para que mis días sean perfectos. Me gusta muuuuuuuuucho!
    Un beso, hacía tiempo que no me pasaba!!

    ResponderEliminar
  8. Dias en los que simplemente disfrutas del sentido de vivir!

    ResponderEliminar
  9. La verdad que amo esos días, y yo que los he sentido, realmente vale la pena vivirlos, y buscarlos:)
    Hermoso(L

    ResponderEliminar
  10. Creo que te superas en cada texto, como siempre, otro 10. Un besazo guapa.

    ResponderEliminar
  11. Buenas!me pasaba por aquí curioseando y me ha gustado, me suscribo para leerte más a menudo, yo tb tengo un blog donde escribo, pásate y dame tu opinión!:) gracias.
    http://thefundamentalelements.blogspot.com/

    ResponderEliminar